Urge reforzar atención a delitos cibernéticos

A las pérdidas económicas de sus víctimas hay que sumarle los daños sociales y sicológicos por la angustia que provocan de manera criminal

Ojalá el gobierno estatal y los legisladores revisen a fondo la legislación, las estrategias, la estructura y personal que atiende los delitos cibernéticos, cometidos no solo en contra de grandes, medianas y pequeñas empresas, sino también en contra de ciudadanas y ciudadanos de a pie. Es dolorosamente frecuente el número de casos en donde delincuentes se apropian de las cuentas de whats app de personas a las que suplantan y piden dinero a sus familiares, amigos y contactos. A las pérdidas económicas de sus víctimas hay que sumarle los daños sociales y sicológicos por la angustia que provocan de manera criminal.

Decía Bertolt Brecht: “primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío no me importó. Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista tampoco me importó. Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó. Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual tampoco me importó. Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó. Ahora vienen por mí, pero ya es demasiado tarde”.

Es fundamental la empatía social para exigir como sociedad que se creen estructuras sólidas, equipadas, preparadas para la atención inmediata para quienes sufran el hackeo de sus cuentas de whats app, sus redes y (o) su número telefónico. Existe un aviso de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo que advierte: “si uno de tus contactos te solicita dinero por el whastapp, messenger o cualquier servicio de mensajería de texto. ¡detente! Ya que pudo haber sufrido el robo de su cuenta. Si llega a sucederte: mantén la calma, no deposites dinero a ninguna cuenta sin comprobar la identidad de tu contacto.  Comunícate por un medio diferente (de preferencia por videollamada) para cerciorarte que tu contacto sí es la persona que dice ser. Si intentan hacerte fraude por este medio o han pedido dinero a tu nombre a tus contactos, denuncia de inmediato ante la FGE de Quintana Roo”. incluso proporcionan el número 998 881 7150.

La información es pertinente, sin embargo debe masificarse por la creciente cantidad con que se da este tipo de delitos. Y el número telefónico no establece a qué extensión dirigirse y el operador simplemente no responde, Es necesario ajustar lo que se tiene y proyectar el fortalecimiento de la unidad responsable.