Preside Mayra San Román Carrillo Medina su última sesión del Consejo General del Ieqroo

«Gracias por permitirme desempeñar en estos 7 años la responsabilidad más importante que he tenido hasta el día de hoy en mi vida: La de cuidar tu voz, opinión y voto»

CHETUMAL.- La consejera presidenta del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo), Mayra San Román Carrillo Medina, presidió su última sesión, en donde destacó avances y logros realizados por el órgano electoral durante los siete años que lo encabezó.

Con la presencia de la secretaria de Gobierno, Cristina Torres Gómez; de la vocal ejecutiva del INE en Quintana Roo, Claudia Rodríguez Sánchez; del magistrado presidente del Tribunal Electoral de Quintana, Sergio Avilés; y otros representantes de organismos públicos, la saliente presidenta del Ieqroo, destacó los cinco procesos electorales durante su gestión, las Consultas Populares, foros, mesas de diálogo, acciones afirmativas para candidaturas indígenas, jóvenes y de la comunidad LGBTTT+, la promoción de la cultura política, campañas dirigidas a la ciudadanía, jóvenes estudiantes y comunidad deportiva, entre otras acciones realizadas.

En el marco de la sesión ordinaria del Consejo General, Mayra San Román Carrillo Medina no dejó pasar por alto que durante la pandemia mundial de COVID-19, el Ieqroo implementó acciones de protección y prevención para que la ciudadanía emitiera su voto y participara en el Proceso Electoral Local 2021-2022.

Previó a su mensaje de declaratoria final, las y los presidentes de las Comisiones del Ieqroo presentaron sus informes anuales, en donde destacaron las actividades y metas realizadas.

Representantes de los partidos políticos hicieron un reconocimiento a Mayra San Román Carrillo Medina por su trabajo y profesionalismo durante los siete años que estuvo al frente de ese órgano colegiado, en donde hubo consensos y disensos, pero sobre todo hubo diálogo para beneficio de la ciudadanía.

MENSAJE DE LA MAESTRA MAYRA SAN ROMÁN CARRILLO MEDINA

Buenos días tengan todas y todos los presentes, miembros del Consejo Electoral del Estado, Autoridades que me acompañan y a quienes nos acompañan desde las diversas plataformas del Instituto.

Hoy quiero iniciar este mensaje Agradeciendo.

Gracias por permitirme desempeñar en estos 7 años, la responsabilidad más importante que he tenido hasta el día de hoy en mi vida: La de cuidar tu voz, opinión y voto.

A ti ciudadana y ciudadano, quiero darte las gracias por siempre creer y participar en la democracia, tu participación ha sido y seguirá siendo crucial en la vida político – electoral de nuestro Estado.

A ustedes compañeras y compañeros servidores electorales, quiero agradecerles por siempre estar en la mejor disposición de realizar su trabajo con ímpetu y responsabilidad.

Quiero darle gracias a mi familia, por apoyarme en los momentos de ausencia, en los momentos felices, por creer y confiar en mí; ¡pero sobre todo, por permitirme alcanzar mis metas en el plano laboral… Gracias!

Hoy para mí termina un ciclo, un ciclo que me llena de orgullo y satisfacción por todo lo ejercido durante este tiempo, pero sobre todo porque marca una nueva era para las mujeres en la vida político electoral en Quintana Roo.

Puesto que a partir de la reforma 2014, 16 mujeres pudimos fungir como Consejeras Presidentas en las Instituciones Electorales de los diversos Estados de la república, que sin duda en ese tiempo, creó expectativas muy grandes.

El trabajo democrático ejercido durante este tiempo, solo denota mi interés para continuar construyendo un estado que nos lleve a garantizar los derechos político electorales de la ciudadanía quintanarroense; por ello es que seguiré luchando por la democracia, desde la trinchera que me corresponda.

Quiero decirles que termino contenta, y dispuesta siempre a la transparencia.

Hoy entrego un Instituto Electoral, no solo capaz de sí mismo, sino plenamente convencido de que no hay tarea chica, ni reto grande para el progreso de Quintana Roo.

Creo que el desarrollo de nuestro estado, tanto en su historia como en su futuro, está ligado al acuerdo y al consenso.

Somos un Estado plural y pujante en el debate, como en la vida misma.

Durante mi estancia como Presidenta del Instituto y en unión de las y los integrantes del Consejo General, recayeron elecciones significativas para el Estado de Quintana Roo, llevamos a cabo consultas populares, foros, mesas de diálogo, así como también, nuestro mayor reto como Consejo General, construir una estrategia que nos ayudara a enfrentar la pandemia mundial llamada COVID-19, que sin duda afrontamos avante en las elecciones del 2021-2022.

Hoy tengo la fe puesta en mi trabajo y en el ejemplo de los resultados obtenidos.

Los invito a seguir hacia delante, a abrir paso a la tolerancia política, a creer y dar a conocer que sin la cultura cívica difícilmente tengamos democracia, es necesario inculcar en las nuevas generaciones el conocimiento de la política como eje principal de los derechos electorales.

Hago un llamado solidario, a cero impunidades y a la violencia en cualquiera de sus vertientes.

Tutelar la democracia, requiere cuidar de nuestros derechos. Somos una sociedad con valores mundiales, modelo para todo el país.

Tengo la determinación de ver a la gente de Quintana Roo superarse y alcanzar una nueva etapa para nuestras ciudades y pueblos.

No ha sido fácil, lo reconozco, nada es sencillo en la vida, entre mayores son las situaciones, casi siempre las recompensas se sobrepasan.

Y hoy entregamos resultados tangibles a una sociedad democrática, sólida y en movimiento.

Hemos trabajado de la mano de todas las autoridades electorales, siempre mi empeño ha tendido una mano amiga y un ojo solidario para acompañarme en los esfuerzos que exigen la justicia cívica de nuestros derechos.

Y es por ello que reconozco el trabajo de la Vocal Ejecutiva del INE en Quintana Roo, la Lic. Claudia Rodríguez Sánchez, por el trabajo coordinado y profesional que realizamos durante la organización de las elecciones de manera conjunta, y por supuesto al personal que integra la Junta y las Vocalías.

Hoy me queda claro que no hay nada que no se pueda hacer, sobre todo si se tiene la convicción de lograr cambios significativos y sustanciales, desde la trinchera que nos corresponda. Y si a eso le sumamos la participación de cada una de las autoridades electorales, logramos resultados favorables que abonan a la democracia.

Quiero reconocer y agradecer el compromiso de cada una de las fuerzas políticas que me han acompañado a lo largo de estos años, todos con su convicción aportaron ideas y propuestas para lograr consensos y ello nos hizo tener buenos resultados para la ciudadanía.

A cada uno de las y los servidores públicos del IEQROO, no me queda más que reiterarles que son el pilar sobre el que se asientan los cimientos de esta Institución, su trabajo es lo que permite salir adelante en los retos que enfrentan; les deseo éxito y que sigan contribuyendo a la democracia en Quintana Roo.

Quiero desearle a la nueva Consejera Presidenta del Instituto Electoral, el mejor de los éxitos; segura estoy de su compromiso para la democracia.

No quiero dejar de felicitar a las autoridades electas, que bajo nuestra tutela del proceso electoral han sido elegidos por y para el pueblo con su investidura y responsabilidad pública.

A los medios de comunicación, que son la vía a través de la cual podemos llegar e informar a la ciudadanía, reconozco y agradezco su trabajo imparcial en pro de la democracia.

Confío enteramente en las decisiones de la mayoría, pero les recuerdo tendremos siempre una responsabilidad ineludible.

La responsabilidad del progreso es deber de todos nosotros.

La vida nos da lo que queremos cuando aprendemos de lo que tenemos.

Uno tiene que saber el momento y tiempo del ciclo, nuestros propósitos dependen de ello.

Pero el siempre conducirnos con gratitud y lealtad nos hará mejores.

La memoria que me provoca el decirles a todos ustedes que me acompañan gracias. Es un tesoro, que muy en mis adentros valoro y resguardo.

Muchas gracias por permitirme ser parte de la gran historia de Quintana Roo.

Muchas gracias por hacer de un fin un propósito imperecedero del tiempo.

¡Muchas gracias a todas y todos!