Otro incumplimiento del gobierno de Carlos Joaquín. Manifestación de defraudados por el Programa de Vivienda Digna

Entregaron el dinero correspondiente hace más de cuatro años y la administración estatal no concluyó las casas

CHETUMAL.- Una vez más la Secretaría de Desarrollo Territorial Urbano Sustentable (Sedetus) incumplió con el Programa de Vivienda Digna.

La protesta social es latente, porque además de las 140 familias afectadas, ahora hay 11 habitantes de escasos recursos defraudados con 90 mil pesos adicionales.

Hace más de cuatro años las familias pagaron 27 mil pesos para acceder a “Vivienda Digna”, subsidiada por los gobiernos Federal y Estatal, en beneficio de las comunidades Xulhá, Cacao, Juan Sarabia, Tres Garantías, Sergio Butrón Casas y Nachicocom. 

Pero a 64 días de concluir la presente administración estatal, no se han entregado las casas.

El 25 de mayo pasado un grupo de aproximadamente 40 habitantes de las comunidades citadas  se manifestó frente a la Sedetus para exigir la conclusión del Programa de “Vivienda Digna».

Para evitar mayor protesta social, el subsecretario de Vivienda, Carlos González Pacheco, se comprometió a retomar la ejecución de acciones de vivienda a partir del 8 de junio. Iniciaría en Sergio Butrón Casas.

Fue así, pero en menos de una semana la constructora se retiró porque Sedetus no solventó los gastos y honorarios. Apenas construyeron cuatro casas.

La inconformidad aumentó porque 11 habitantes de escasos recursos obtuvieron apoyo de 90 mil pesos mediante el Programa Ampliación de Vivienda y autoridades de la Sedetus los convencieron de otorgárselos para ejecutarlas en sus terrenos.

Inclusive, cuando los beneficiados acudieron a conocida sucursal bancaria, afuera los esperaron trabajadores de Sedetus para recoger el dinero y no extendieron recibos con validez oficial.

Sin embargo, hasta ahora tampoco ha aplicado ese beneficio que debiera consistir en una casa con sala, cocina-comedor y una habitación con su baño. Iba a ser entregada en máximo seis meses, pero ya pasaron más de cuatro años.  

Este lunes una comisión de los afectados se manifestó frente al Palacio de Gobierno en busca de audiencia con el gobernador Carlos Joaquín González, lo cual no ocurrió.   

Hicieron lo propio ante el Poder Legislativo, pero no hubo quien los atendiera.

Reyna González Orozco y Ana Victoria Morales Negrón, de Tres Garantías y Juan Sarabia, respectivamente, criticaron tal situación, porque el riesgo de perder sus recursos, y por ende el beneficio de vivienda, es altamente posible.

Pues con el cambio de administración estatal es inminente que al asumir funciones como gobernadora del Estado, Mara Lezama no reconocerá pendientes de su antecesor Carlos Joaquín González.

Los inconformes se retiraron. Antes advirtieron que retornarán con todos los afectados para realizar acciones de protesta social extremas para obligar al Gobierno del Estado a cumplir.