Madre de familia no acepta disculpa pública de FGE y DIF por caso de abuso sexual contra sus hijas

Ante la denuncia, autoridades incurrieron en desacato y no han hecho justicia

CHETUMAL.- Desde el 13 de junio del 2017 una madre exige justicia por abuso sexual cometido por un maestro del Centro Integral de Primera Infancia (CIPI), en perjuicio de sus dos hijas infantes.

En este desacato el desempeño de agentes del Ministerio Público han sido responsables.

Este viernes autoridades del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y Fiscalía General del Estado (FGE) emitieron disculpa pública, como establece la recomendación CDHEQROO/16/2021/1.

Pero no fue aceptada por la madre, pues al no haber justicia, sería seguir simulación de tales autoridades.

El 13 de junio del 2017, un profesor de Educación Cívica del CIPI situado en el Fraccionamiento Arboledas, incurrió en abuso sexual en perjuicio de dos niñas.

Desde ese entonces la madre ha buscado justicia.

En ese transitar se topó con desacato del MP, desinterés de autoridades de primer nivel de la FGE y DIF, además de estigmatización social.

Dos años después tuvo que recurrir a asesoría y servicios particulares de especialistas en atención temprana, para presentar argumentos ante órganos de buena fe.

Tras acreditar los agravios sufridos por sus hijas de parte del profesor, las autoridades reconocieron su desacato.

Todavía así la pandemia por COVID-19 fue factor para dilatar la instrucción.

La directora del DIF y la vicefiscal de Justicia en la Zona Sur, María Elba Carranza Aguirre y Estela Labastida Mendoza, emitieron la disculpa pública.

Adujeron que los supuestos responsables están bajo investigación. Pero la parte agraviada no la aceptó, toda vez que no se ha impartido justicia.

Además, los responsables continúan en labores.

Por eso advirtió continuará el procedimiento hasta se proceda en contra de ellos.

Porque en la presente administración estatal, «quien la hace… no la paga», denunció.