La Última Palabra/ Taxistas, prueba de fuego para la 4T

Dirigentes taxistas rebasan al gobierno e imponen su ley de violencia. Pacto electoral verde con el gremio

El tema de la movilidad es una prueba de fuego para el gobierno de la cuarta transformación en Quintana Roo; dicho en positivo: es un área de oportunidad para hacer valer el derecho constitucional a la movilidad.

El sindicalismo de taxistas es un tumor de corrupción; de uso electorero; enriquecimiento de sus líderes cómplices con el poder; operadores-martillo en condiciones de explotación; pésimo servicio a la población; sin derecho humano a la movilidad segura y eficiente.

“MANO DURA” O PACTO ELECTORAL VERDE-TAXISTAS

Francisco Elizondo, el operador estrella del jefe de la banda de Jorge Emilio González, no tiene empacho en publicar como un trofeo la adhesión al Verde de los sindicatos taxistas, mientras la alcaldesa de Cancún, Ana Patricia Peralta de la Peña, también Verde, dice que aplicará “mano dura” para regular a los taxistas y frenar su violencia.

El Verde suma otro foco de corrupción, porque la prioridad es ganar elecciones; igual en el reciente proceso incorporó a referentes de la vieja corrupción priista.

CHETUMAL, SIN TRANSPORTE URBANO

En la capital del estado no existe servicio de autobuses urbanos, ni bueno ni malo, simplemente no hay. Los intentos del municipio fueron abortados mediante el boicot a las rutas de camiones, quebrando a las empresas, antes de que alcanzaran el punto de equilibrio financiero.

Hay un déficit de más de 600 taxis, de manera intencional, como medida de presión para alzar tarifas. Están las placas, pero no operan. Chetumal sufre el mal servicio, monopolizado por combis y taxis.

CANCÚN, LA LEY DE LA VIOLENCIA

Sus dirigentes hacen justicia con propia mano; amenazan a operadores del transporte urbano de Cancún y paralizan el servicio; secuestran, golpean y asesinan a operadores de tricitaxis, de Uber y otros servicios por plataforma. Imponen el terror. ¿y la gobernabilidad?

Con lujo de violencia aplican su propia ley, ante un gobierno estatal que los arropa, porque los verdes son parte del gobierno 4T. ¿Cuál mano dura, si van por diputaciones?

TAMBIÉN CONTRA TRICITAXIS

Los taxistas van contra todos. No a la competencia. Quieren continuar el monopolio del transporte en el estado. Además de Cancún y Chetumal, en todos los municipios se ha normalizado la violencia que ejercen contra los operadores de tricitaxis.

COMPLICIDAD ELECTORERA

Los sindicatos de taxistas operan como una verdadera mafia en todos los municipios, por complicidad electorera, la cual es defendida desde el Poder Legislativo, donde siempre tienen una diputación del gremio, ahora con color guinda o verde, como antes la tenían tricolor.

El clan Verde parece que camina en sentido contrario a lo que espera la sociedad que votó y a los principios del gobierno de Mara Lezama.

XVII LEGISLATURA, ¿LEY DE MOVILIDAD?

En los próximos días y semanas, veremos qué harán desde la XVII Legislatura y la Comisión de Movilidad, que preside José María Chacón Chablé, de Morena. En la anterior XVI Legislatura esta Comisión estaba en manos de Erika Castillo, del gremio de taxistas de Cancún. Es decir, Morena infiltrada por el mismo gremio taxista. La iglesia en manos de Lutero.

Al inicio del anterior gobierno, Carlos Joaquín dio marcha atrás a una Ley de Movilidad que intentaba poner orden, doblegado y humillado, por el poder fáctico de las mafias taxistas. El tema seguirá estando en la agenda. Mientras usted tiene la última palabra.