La Última Palabra/ Rescate de la Milpa Maya. Apuesta atrevida para hacer historia con el Nuevo Acuerdo por el Bienestar y el Desarrollo.

El rescate de la milpa maya puede ser un proyecto que distinga al gobierno de la 4T y el pase de Mara Lezama Espinosa a la historia grande de Quintana Roo

Se trata de una apuesta atrevida, que requiere visión de Estado. Un nuevo enfoque de política pública, alineado a la transformación del “modelo agotado” del turismo.

La Milpa Maya no es una ocurrencia; es resultado de la revisión de proyectos a nivel nacional e internacional sobre la recuperación de la Milpa Mesoamericana. El maíz en nuestra cultura, es equivalente al arroz en Asia y al trigo en Egipto.

MÁS QUE SEMBRADÍOS DE MAÍZ

El maíz en las comunidades es una fiesta de vida. Sin embargo, la Milpa Maya no se limita a ser un sembradío de maíz; son parcelas con diversos cultivos acompañantes, como calabaza-chihua y frijol básicamente, complementados con otros productos como chayote, chile, camote, yuca, hierbas y un largo etcétera.

Puede incluir árboles frutales, cría de animales de corral y aves de traspatio, así como proyectos artesanales, elaboración de conservas y productos derivados de la miel. Es un policultivo, a partir del maíz. (Cada año son desperdiciadas toneladas de pulpa de calabaza, desecho del aprovechamiento de la pepita chihua; ideal para un proyecto de conservas).

Cada milpa tiene alguna vocación diferente, no hay milpas iguales, pero el objetivo central es garantizar la alimentación de los pueblos y generar economías familiares de autosuficiencia.

GARANTIZAR EL AGUA
Es un tema central de una política pública de esta envergadura, pero el recurso existe, la cosa es facilitarlo de una manera equitativa, sin acaparamientos y con carácter sustentable.

No se contrapone, sino al contrario, es la base de otros proyectos ligados al turismo eco-arqueológico, de senderismo, histórico, avistamiento de aves, de lo cual el nuevo gobierno viene hablando.

LA MILPA MAYA, PRODUCTO TURÍSTICO

En sí mismo, la Milpa Maya podría ser (es) un producto cultural tangible, de vida cotidiana, atractivo para un nuevo tipo de turismo; cargado de ritos e historia. Construir un producto cultural turístico.

SUPERAR EL ASISTENCIALISMO

Se espera que el Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo contenga una visión integral de este tipo y que las políticas hacia el campo y zona maya superen el carácter asistencialista que ha prevalecido.

Se trata de una visión profunda de gobierno; sembrar no sólo para la alimentación, sino la cultura de producción, el autoconsumo y comercialización local.

La Milpa Maya ha sido parte de la cultura originaria de los pueblos de la península, que se abandonó en aras de un progreso que nunca llegó y sí empobreció la alimentación y subestimó culturalmente a los herederos de la gran civilización maya.

MILPA MAYA DESDE LAS UNIVERSIDADES

En la Universidad Autónoma de Quintana Roo (UQROO) y otras instituciones de educación superior, existen proyectos de docentes, estudiantes e investigadores, que cada año realizan exposiciones en las que promueven el rescate de la Milpa Maya, tanto en su concepto de alimentación como en cosmovisión cultural.

No se trata de inventar nada, sino de rescatar la más importante tradición productiva, el Quintana Roo profundo, que ha sido investigada por nuestras instituciones; sigue siendo practicada por los pueblos originarios, pero requiere de apoyo y fomento, como política pública.

Quintana Roo bien merece una “cruzada por la milpa maya”. Es una apuesta atrevida para hacer historia. Usted tiene la última palabra.