La Última Palabra/ Carlos Cervera Solórzano recibe la Medalla «Eusebio Azueta Villanueva»

Ejemplo de persona arraigada, con mérito ciudadano, al contribuir en el desarrollo de Quintana Roo

El aniversario 120 de la creación del Territorio Federal de Quintana Roo fue la cuna del nacimiento de la Medalla al Mérito Ciudadano “Eusebio Azueta Villanueva”, a iniciativa de una nueva ciudadanía organizada.

El ingeniero geógrafo y piloto naval de la marina mercante, Carlos Eugenio Cervera Solórzano, resultó elegido para recibir la presea, en un proceso inédito, concebido y diseñado por el Consejo Ciudadano de Chetumal, presidido por Georgina Marzuca Fuentes.

CIUDADANÍA RECONOCE CIUDADANÍA

La medalla nació como respuesta a un gobierno fallido que defraudó la promesa del cambio. Acostumbró a declarar desierto este tipo de reconocimientos, “como si en Quintana Roo no hubiera mujeres y hombres con méritos suficientes para recibirlos”.

Así sucedió con la Medalla “Elio Carmichael”, la Medalla “Cristina Sangri” y otras declaradas desiertas a lo largo de un gobierno desconectado de la sociedad.

Por ello la ciudadanía tomó en sus manos una política que debería cumplirse por los gobiernos, pero como no hay mal que por bien no venga, ahora se ha instituido en Quintana Roo la Medalla al Mérito Ciudadano “Eusebio Azueta Villanueva”, llamada a ser uno de los reconocimientos más importantes en el estado.

MUSEO MAQUETA DE PAYO OBISPO

El escenario para la entrega de la medalla fue la plazoleta del Museo Maqueta de Payo Obispo, antiguo nombre de la ciudad capital, en agradable tarde del 24 de noviembre, a la orilla de la bahía, en el marco de la conmemoración de los 120 años de haberse creado el Territorio Federal de Quintana Roo, en 1902.

Los méritos del ingeniero Carlos Cervera Solórzano son innegables, sobre todo en el campo de la educación, donde se ha desempeñado la mayor parte de su vida.

Destaca haber sido fundador del Colegio de Bachilleres de Quintana Roo, por encargo del primer gobernador del estado, Jesús Martínez Ross (1975-1981), a instancias del ingeniero Mario Villanueva Madrid, quien a la postre sería también mandatario estatal.

Tiene mucho simbolismo que un personaje como Carlos Cervera, quien llegó de fuera y sembró sus raíces en Chetumal, reciba este reconocimiento, porque refleja el pensamiento del fundador del Consejo Ciudadano de Chetumal, don Eusebio Azueta Villanueva (qepd).

QUIEN SIEMBRA SUS RAÍCES AQUÍ TIENE MÉRITO

Chetumaleño de buena madera, don Chebo estaba más allá de cualquier sombra del mal llamado nativismo y, en cambio, celebraba la composición social cosmopolita de Chetumal y Quintana Roo, construido con el esfuerzo de personas nacidas aquí y arraigadas, provenientes de diversos lugares de México y del mundo.

“El haber nacido aquí no nos da derechos por encima de los demás; quien viene de fuera, quien arranca sus raíces de su lugar de origen y las siembra aquí, ese sí tiene mérito”, sostenía.

Y explicaba: “Los que nacimos aquí no tenemos ningún derecho más que a querer y agradecer a esta tierra por lo que nos haya dado; pero no exigir, ni pensar que nos tienen que tratar diferente (sólo) porque somos de aquí, porque nacimos aquí”.

EN EL SUR NO TENEMOS COMPLEJOS

“La gente de donde venga, bienvenida, les abrimos los brazos siempre; cualquier persona puede venir, desarrollarse en el sur, no tenemos complejos, todos somos iguales; me siento orgulloso, muy orgullosos de ser chetumaleño”, afirmaba Eusebio Azueta Villanueva, fundador del Consejo Ciudadano de Chetumal, cuyo nombre lleva la medalla que se entregará cada dos años.

SOY ORGULLOSAMENTE CHETUMALEÑO: CARLOS CERVERA

Al recibir la Medalla, el ingeniero Carlos Cervera Solórzano afirmó: “Soy orgullosamente chetumaleño”, declaración que adquiere sentido porque habiendo nacido en otro lugar, se arraigó en Chetumal y aportó su esfuerzo al desarrollo de Chetumal y Quintana Roo, desde la educación pública y particular.

Egresado de la Escuela Náutica Mercante de Mazatlán (1967-72), el galardonado se arraigó en Chetumal, donde formó la apreciada familia Cervera Vargas, desarrollándose en el campo de la educación y como empresario.

Además de ser fundador del sistema estatal Cobaqroo, fue director de Profesiones y Servicios Escolares de la Secretaría de Educación en el Estado; director de Becas; director de Planeación, Programación y Presupuesto del Cobaqroo; director del Bachillerato del Instituto Cumbres, director del Plantel Chetumal 1 del Cobaqroo; y actualmente es jefe del Departamento de Control y Servicios Escolares del Cobaqroo.

Ante la presencia de familiares de don Eusebio Azueta, recibieron menciones especiales Alma Rosa Freyre Reinhart, Antonio Leal, Jean Baptiste Manel, Cornelio Ramírez y Ramón Villanueva, quienes, por sus méritos cívicos, también fueron propuestos para la presea.