Corredor arqueológico e impulso al turismo rural en Quintana Roo

Gestiones de la gobernadora Mara Lezama ayudan a diversificar el turismo y fortalecer a las comunidades

CHETUMAL.- La apertura de un corredor arqueológico, nuevo producto turístico en Quintana Roo, que integre la zona arqueológica de Paamul II con Ichkabal, contribuirá al impulso de un desarrollo turístico sostenible, sustentable y con bienestar para las familias.

Este proyecto, que fue anunciado durante la conferencia de este jueves del presidente Andrés Manuel López Obrador, es resultado de las gestiones y propuestas que la gobernadora del Estado, Mara Lezama Espinosa, ha hecho para diversificar el turismo, que se valore el entorno de las comunidades rurales y que se conviertan en un gran potencial.

Este corredor busca integrar la zona arqueológica de Paamul II con Ichkabal, pasando por el sistema de cuevas parcialmente inundadas Garra del Jaguar, Ocho Balas y Las Manitas con pinturas rupestres, que permitirá despresurizar la demanda turística que se genera en la ciudad amurallada de Tulum.

Asimismo, se explicó que la apertura al público de la ciudad prehispánica Ichkabal, en Bacalar, es resultado de los trabajos a través del Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza). Se precisó que con estas acciones Quintana Roo será el estado con mayor número de zonas arqueológicas incluidas en ese programa.

Para que la rica zona rural e indígena, los atractivos arqueológicos de Quintana Roo, contribuyan al crecimiento del turismo rural como un modelo de desarrollo inclusivo, la gobernadora Mara Lezama ha convocado a construir, todos y todas, un Nuevo Modelo por el Bienestar y Desarrollo que dé respuesta a las necesidades de los que menos tienen.

Los trabajos arqueológicos anunciados hoy, como parte de los avances que se tienen en la construcción del tramo 5 del Tren Maya, por el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Diego Prieto Hernández, son tareas de salvamento de la riqueza cultural de Quintana Roo.