Considera la RFQ que no hay políticas públicas para contrarrestar la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres

“Cada día es más visible la violencia institucional que revictimiza a las mujeres que se atreven a levantar la voz», afirma

CHETUMAL.- A cinco años de decretarse la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en siete municipios de Quintana Roo, no existen políticas públicas para contrarrestarla.

En consecuencia, este fenómeno aumentó significativamente, reporta la Red Feminista Quintanarroense (RFQ).

Los municipios Benito Juárez, Solidaridad, Cozumel y Lázaro Cárdenas fueron los primeros en ser considerados de riesgo para mujeres. Después se incorporó en esa clasificación a Felipe Carrillo Puerto, Othón P. Blanco y Tulum.

La RFQ exigió verdaderas políticas públicas para la prevención y contención de tal problemática.

“Ya sea el gobernador Carlos Joaquín González o la gobernadora electa Mara Lezama Espinosa, que corten los lazos con la delincuencia, que opera con impunidad… Solamente así las mujeres podrán acceder a vida libre de violencia”, cita el pronunciamiento de la RFQ.

En tanto, cada vez son más las mujeres y niñas que desaparecen en Quintana Roo, más los feminicidios sin resolver, violencia intrafamiliar, laboral y en la calle, menciona la RFQ.

“Cada día es más visible la violencia institucional que revictimiza a las mujeres que se atreven a levantar la voz así como las amenazas contra las mujeres que realizan acompañamiento a víctimas o a quienes se atreven a levantar la voz cuando el Estado es omiso, negligente, corrupto y cómplice… Cada día queda más claro que vivimos en un Quintana Roo feminicida, por lo que insistimos en que queremos Acciones No Simulaciones”, destaca.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Quintana Roo hay cinco feminicidios y la violencia vicaria se manifiesta en siete de cada 10 mujeres que enfrentan proceso con sus ex parejas.

A nivel nacional, según la Secretaría de Gobernación, son 13 estados, entre ellos Quintana Roo, que han incumplido con las acciones de emergencia para enfrentar y erradicar la violencia feminicida.