Con exigencia de justicia, sepultan a dos de los ocho levantados la semana pasada en Xcalak

Familiares y amigos les dieron el último adiós en Nicolás Bravo

CHETUMAL.- Con exigencia de justicia, fueron sepultados en NIcolás Bravo dos de los ocho hombres privados de su libertad en Xcalak la semana pasada y hallados muertos en Yucatán.

Los demás cuerpos permanecen en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Chetumal, donde se les practican pruebas y la Policía Ministerial de Investigación (PMI) trabaja en el caso.

El miércoles de la semana pasada ocho personas fueron “levantadas” en Loma Bonita, Xcalak, según un testigo protegido de la Fiscalía General del Estado. Fueron identificados como Emilio Roberto Manzano Villamil, Edgar Medina Romero. David Azael Pool Poot, Heber Crecencio Landeros Vidal, Flavio César Robledo García, Matías Felipe Durán Tun, José Luis Vallalpando Pat y José Ismael Dzul Chan.

Sus cadáveres fueron hallados en descomposición tres días después en Chikindzonot, Yucatán. Tenían huellas de tortura, huesos rotos, heridas con cuchillo y disparos en la cabeza.

Se les trasladó al Semefo de Chetumal, donde tras las pruebas de rigor dos cuerpos fueron entregados a sus familiares.

Eber Cresencio Landeros Vidal y Flavio García Montiel recibieron “el último adiós” en el cementerio de Nicolás Bravo, Othón P. Blanco, de donde eran originarios.

Tras concluir las siete pruebas de identificación obligadas por la ley, los demás cuerpos serán entregados a sus familiares.

La FGE parte de venganza entre grupos delictivos como causa de tales homicidios.