Comentarios… SIN/ Ventaneada a Don Vito Corleone; su propio equipo de trabajo lo hace quedar en ridículo

Ojo, habiendo tantas tentaciones nocivas para los jóvenes, Cojudeq y sus similares municipales les cobran por uso de cualquier instalación deportiva

CHETUMAL.–Las improvisaciones en las directivas de los equipos de futbol profesional en el estado llevan a los presidentes de los clubs a cometer pifias, dobles faltas y violas.

Les comento:

El vicepresidente de Pioneros FC es tenista.

El vicepresidente del Inter Playa del Carmen es basquetbolista.

El “dueño” del Deportivo Chetumal es beisbolista.

El dueño de Cancún FC es apasionado al béisbol de las Ligas Mayores.

Para completar, en los Institutos Municipales del Deporte los directores son boxeadores, futbolistas, maratonistas, etc. Y algunos nunca han practicado un deporte…

UNA VENTANEADA. Hace unas horas Don Vito Corleone y sus más cercanos allegados, “muy conocedores de futbol”, comentaron que el jugador Ricardo Contreras, que vio acción el sábado próximo pasado con el equipo de la TDP Inter Playa del Carmen ante Deportiva Venados, se formó en las fuerzas básicas del club.

Sólo que los “jefes de prensa” pasaron por alto o desconocen el breve historial del jugador, que dio las primeras patadas y fauls en el equipo Atlas Playa, bajo la batuta de conocido formador de jugadores, cuyo nombre omito porque de sólo escucharlo, a más de uno en la organización playense, incluidos extranjeros, les da diarrea.

El “nuevo prospecto” del Inter Playa del Carmen estuvo en visorías con Chivas de Guadalajara y con Tigres de la Universidad de Nuevo León se quedó 6 meses entrenando con la sub 15. Le paro porque no quiero seguir evidenciado al encargado de las fuerzas básicas del club.

En la temporada pasada Oscar Rojas, que entró de emergente como utilero-entrenador cuando le dieron las gracias a Julio Quiñonez por su compadre Carlos Calvo, nunca convocó a Ricardo Contreras a los partidos ni como suplente, o sea no jugó ningún minuto.

El equipo de trabajo que Don Vito Corleone llevó al club para que lo “ayuden”, porque carece de conocimiento de fútbol para que le cuiden la espalda, merecen un jalón de orejas por dejar en evidencias al jefe. No es la primera vez que sucede.

LE TOCA ahora a Daniel Soto, el boxeador que está a cargo del Instituto Municipal del Deporte en Solidaridad, que continúa con el tráfico de influencias, con las viejas prácticas; a través de Nahúm Ocaña, Alejandro Tun y su hijo controlan a favor de la CROC desde su hueso en el Inter Playa, donde destruyen canchas de futbol para después cambiarse a otras, en esta administración con apenas 100 días ya llevan seis campos destruidos, cobrando cuotas para uso con el visto bueno del Director General del Instituto, molesto porque no pudo justificar con proyectos para el deporte local los 80 millones de pesos que solicitó como presupuesto para el 2022, y como le mocharon la mitad cobra a todo deportista que se atreva a pisar una instalación deportiva para hacer deporte.

Esta práctica es común en los 11 Institutos o direcciones municipales del deporte; fue puesta de moda por «el cocoliso» a través de su socio Gonzalo Hidalgo Prado, director estatal de Instalaciones Deportivas de la COJUDEQ.

Siete detenidos en Cancún y Playa del Carmen con armas de fuego y drogas
Acciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo CANCÚN.- Corporaciones …
La Última Palabra/ Tren Maya, una nueva era en la arqueología mexicana
La Ruta Arqueológica del Tren Maya marca el 84 aniversario del INAH, …
Inaugura Verónica Lezama nuevas instalaciones de panadería «La familia» del DIF
Los ingresos serán destinados a programas sociales de la institución CHETUMAL.- La …
Gran participación de mujeres en la Feria Manos Emprendedoras en Cancún
Mujeres de varios municipios promocionaron sus productos artesanales CANCÚN.- Todo un éxito …