Comentarios… SIN/ Club Deportivo Chetumal, de fracaso en fracaso

Dos temporadas para el olvido…

CHETUMAL.- Al señor Piña quiero decirle unas palabras: Devuélvale a la afición el equipo Deportivo Chetumal, nuestro equipo, porque no es suyo, tampoco es de Gonzalo Hidalgo Prado ni mucho menos de Antonio López Pinzón, quienes lo tienen secuestrado bajo el engaño de una sociedad que nuca ha existido. La franquicia se compró con dinero público, por lo tanto es de todos los chetumaleños.

Señor Piña: por dignidad recoja sus chivas, su cuerpo técnico, sus jugadores consentidos y que le vaya bien. Tiene éxito en sus negocios, pero el fútbol profesional no es para principiantes.

Se extraña a Ariel Heredia.

La afición al fútbol de paga merecemos tener un equipo exitoso, no la caricatura que nos han vendido en las dos últimas temporadas.

Le recuerdo, señor Piña, que el presupuesto que recibe para el sostenimiento del equipo no sale de su bolsa.

Exigimos cuentas claras, no sólo a usted, también a quien le dejó como si fuera herencia la franquicia del equipo, que es de los chetumaleños.

Mi equipo, sí, mi equipo, porque se sostiene con mis impuestos, no tiene por qué estar dando lastima. 7 miserables puntos de 24 posibles, un triunfo, 4 empates y 3 derrotas. Décimo lugar.

Si usted, señor presidente del club, está contesto con estas estadísticas, le repito que empaque sus chivas y hasta pronto.

Diario recabo información. Mi judas rayado está ya sin garras de tanto comérselas en los tiros de penal, en donde llevan cuatro puntos extraviados. No hay mejoría, me comenta, no hay compromiso, continúan en la cuarta división.

Hoy ando cariñoso: besos a todos.