Comentarios… SIN/ Antonio López Pinzón llegó a la Cojudeq con una mano atrás y otra adelante; se va como uno de los nuevos ricos del gobierno del cambio

Hizo y deshizo con el presupuesto de los deportistas quintanarroenses

CHETUMAL.- Ni los huracanes Janet, Carmen, Wilma y Dean hicieron tantos estragos en la infractuctura deportiva del estado como en los últimos seis años los hizo Jesús Antonio López Pinzón, que se despachó con el cucharón más grande con la complicidad de su jefe.

«El cocoliso» hizo y deshizo a su antojo el presupuesto de los deportistas; trajo atletas tapatíos y jarochos para cumplir metas artificialmente, para engañar con resultados ajenos.

Negó apoyos a deportistas que no se alineaban y les quitó becas para darlas a sus amigos, a quienes les gusta la ensalada de chayote.

Quedan sus huellas en las canchas deportivas concesionadas a sus amigos.

Por allí anda un equipo profesional de fútbol llamado Deportivo Chetumal “regalado” a Gonzalo Hidalgo Prado, con 400 mil pesos mensuales de apoyo del dinero de los contribuyentes, cedido a un vendedor de uniformes para tapar el manejo del presupuesto.

Y otras hazañas que la mercadologa colombiana palomeaba para decir quién viajaba y quién se quedaba en casa.

Atletas Para Olímpicos ignorados.

El CEDAR de Chetumal tiene muchas historias y vicios que contar.

No creo que algo peor o similar que en los últimos seis años se vuelva a repetir entre los deportistas.

Espero no equivocarme.