Comentarios… SIN/ Un año perdido en el Instituto de Cultura Física y Deportes de Othón P. Blanco

El pasatiempo favorito de José “chepe” Canul es dividir y desaparecer ligas deportivas que llevan años funcionando

CHETUMAL.- La situación de “Chepe” Canul con el Instituto de Cultura Física y Deportes del Ayuntamiento de Othón P. Blanco pinta muy difícil; incluso lo lleva a una situación de descalificaciones, desacreditaciones, insultos y desinformación. Todo derivado de su manera de llevar la cultura y el deporte municipal.

A unos días del primer informe de la aprendiz de alcaldesa Yensunni Idalia Martínez Hernández, deshoja la margarita por no tener nada que informar, a menos que sean imágenes entregando trofeos en las ligas que llevan años funcionado y que él se encarga de dividir y destruir.

El tal Chepe Canul es como Atila: donde pasa ni el zácate crece; ya desbarató las ligas de ciclismo y de fútbol y su mira está ahora en las ligas formativas de baloncesto en las categorías Micro Infantil, Infantil, Cadetes, Pasarela y Juvenil, en donde participan más de 50 equipos.

Como está desesperado por tener algo que informar ya nombró a dos personas incondicionales como responsables de la división de las ligas.

Único apoyo del municipio de Othón P. Blanco es el dar las facilidades para usar el domo doble del parque Venustiano Carranza, mejor conocido como Las casitas.

Se esperaba mucho de José Canul, sobretodo porque su antecesor Héctor Valerio Herrera se la pasó de vacaciones, pero Chepe se paró en el primer escalón para subir a su oficina en el edificio municipal y se mareó.

Un año perdido sin resultados, igual que su jefa.