Comentarios… SIN/ En Inter Playa del Carmen siguen buscando culpables. Aquí les digo dónde están y quiénes son

A pesar del derroche de recursos públicos, Florencio Amador Gutiérrez, Carlos Bracamontes y Fernando Fernández van hacia tremendo fracaso

PLAYA DEL CARMEN. – Ya se habló hasta el cansancio de dos semifinales y una final perdidas por Inter Playa del Carmen, de los 20 y tantos juegos del torneo regular sin caer en el estadio Mario Villanueva Madrid.

Pero nadie toca el tema del fracaso en el torneo Apertura 2022 de la Liga Premier Serie A.

Se esconden y no dan la cara, se escudan en la supuesta oportunidad a jugadores locales, pero no muestran con estadísticas los minutos jugados. Porque es falso. Las fuerzas básicas no existen.

Siete unidades a mitad del torneo con tres puntos regalados en la mesa y un gol que no entra en las estadísticas. Es un fracaso con la lupa que lo quieran ver. Florencio Amador Gutiérrez, Carlos Bracamontes y un fantasma llamado Fernando Fernández son los artífices de la debacle del equipo “quintanarroense”. No hay que buscar pretextos.

Se quieren quitar la etiqueta de culpables.

He aquí algunos jugadores llamados refuerzos que llegaron en esta temporada para «apuntalar» al equipo del corazón de la Riviera Maya:

Gonzalo Zambrano, José Guillén, Felipe Hermosillo, Diego Valanta, César Landa, Juan Jorge Celada, con “experiencia” en Primera División y Liga de Expansión. Y algunos otros jugadores consentidos del técnico que ya cumplieron su ciclo, pero él los mantiene pegados a la ubre del presupuesto público del municipio Solidaridad.

Roxana Lili Campos Miranda, presidenta municipal y del club, tiene mucha culpa por entregar en charola de plata al equipo a personas que no sienten los colores del club, salvo a la hora de cobrar su jugoso salario.

Armaron un equipo para satisfacer egos y caro lo están pagando; la magnitud hasta ahora del fracaso del Internacional es sólo un punto de diferencia de Yalmakan, conjunto que pasa las de Caín para solventar los gastos. Un punto que vale cientos de miles de pesos que van a parar al drenaje deportivo pagado con recursos públicos.

Inter Playa del Carmen, por la mediocridad de la competencia, se puede colar a la liguilla, pero la mala temporada no la borran.

Don Vito Corleone: ¿Quién tiene el control de los refuerzos? Se nota sobre el terreno de juego las malas noches que pasan. Me recuerda a un técnico, un tal Pikolin, ex de Pumas, que fue detenido junto con jugadores del club en un antro temporadas atrás. Gracias a la pandemia le dijeron adiós.

No será nada sencillo dar la cara, pues en el equipo no existe la autocrítica.

Hasta el juego del viernes se daba por descontado que el equipo ganaría y enderezaría el rumbo. Pues no. Al contrario Carlos Bracamontes felicitó a sus jugadores por perder. La mediocridad se premia con aplausos en la directiva playense.

Lo que más le duele a Florencio Amador es que no podrá presumir que son el equipo, con la mejor defensa y delantera. ¿Qué mentiras le dirá ahora a su jefa Roxana Lili?

“Si los que me critican supieran lo que realmente pienso de ellos, me criticarían mucho más”.