Comentarios…. SIN/Cae más pronto un hablador que un cojo, refrán que le cae como anillo al dedo a la directiva del club Inter Playa del Carmen que participa en la Liga Premier Serie A”

Puertas cerradas a jugadores quintanarroenses, a pesar de las carretadas de dinero público gastadas en el equipo

CHETUMAL.– Cuando renovó contrato, Carlos Bracamontes declaró que las puertas del club estarían abiertas para jugadores quintanarroense y playenses, quizás eufórico por la carretada de billetes que recibió en la firma, cuando la directiva del club, el director general o vicepresidente como le llama la prensa domesticada, Don Vito “Florencio” Corleone, debió dar la cara.

Días después el director deportivo Enrique Lobato Reynoso y el vicepresidente deportivo Fernando Fernández, obligados por la metida de pata del jefe, salieron a dar cara para confirmar lo dicho por el 4 veces fracasado en liguilla; dieron legalidad a que la puerta del club Inter Playa del Carmen estarían abiertas para los futbolistas del estado.

Todo quedó en promesa de renovación de contrato y el cuento del ascenso a la Liga de Expansión.

El dinero público se continúa derramando en el drenaje que se conecta entre el Instituto Municipal del Deporte, la directiva del club, la tesorería municipal, síndico y contralor, no quieren manchar la imagen de la presidente municipal Roxana Lili Campos Miranda, quien palomea los cheques.

El eterno título de campeón que tanto desea Carlos Bracamontes para justificar su recontratación, el dispendio de billetes saldrá demasiado caro a los solaridenses, es lo único que podría salvar de la vergüenza a todos (cuerpo técnico y directiva)

Los aficionados y porra de la marea azul aún ebrios por el triple fracaso (eliminados por Freseros de Irapuato, Alacranes de Durango y Cafetaleros de Chiapas), en una entendible nube de triunfalismo, tal vez no compartan lo que comento.

El gasto no justifica el futuro campeonato, nunca podrán lograr el ascenso.

Para demostrar que las puertas del Mario Villanueva Madrid sólo se abren para que los playenses entren a hacer la limpieza del inmueble, podar el césped y recoger envases de chelas, esta es la lista de algunos nuevos refuerzos, todos del interior del país y un panameño:

Diego Valanta, César Landa, Felipe Hermosillo, Jorge Sánchez, Enrique Avalos, Raúl Márquez y Antonio Gurrola; hay que sumar a los que repiten, como Tomás Montano, originario de Cancún.

Mi judas de la marea azul está que trina, su hijo no es tomado en cuenta, pero lo calman con tres cartones de cervezas por juego.

Amador Gutiérrez es mentiroso por naturaleza, cuando el seleccionado juvenil femenil de Quebec, Canadá, visitó Playa del Carmen para un campamento, Florencio dijo en conferencia de prensa en la unidad deportiva Puerto Maya de Puerto Aventuras que se enfrentarían a la selección de Quintana Roo, que obtuvo el cuarto lugar en los juegos nacionales CONADE 2022, cuando en realidad se enfrentaron a equipos de Cancún.

Por cierto, ¿de dónde sacó Florencio Amador Gutiérrez que la unidad deportiva Mario Villanueva Madrid, casa del Inter Playa del Carmen, tiene una capacidad para 13 mil aficionados? ¿Y ya reparó las luminarias? Con tanto presupuesto del erario público no puede dar mantenimiento al tendido eléctrico.

Mejor le paro, porque el torneo Apertura 2022 aún no empieza, y hay más material para ir desmenuzando.