Piden que el distrito local electoral que integrarían Bacalar y zona rural de OPB sea considerado indígena

La Academia de la Lengua y Cultura Mayas de Quintana Roo indica que es justo y pertinente que existan cuando menos dos distritos electorales indígenas porque a nivel estatal se cuenta con poco más del 40% de la población de origen maya

FELIPE CARRILLO PUERTO.-  A unas horas de concluir el periodo establecido en la convocatoria del INE para participar en la consulta libre, previa e informada sobre la redistritación federal y estatal en su primer escenario, un grupo de indígenas propone que se revise la situación del distrito 15 que integrarían Bacalar y zona rural de Othon P. Blanco para que pase a ser el segundo distrito indígena local, manifestó Marisol Berlín Villafaña, presidenta de la Academia de la Lengua y Cultura Mayas de Quintana Roo (ACAMAYA).

Explicó que en la propuesta del INE se contempla la creación de un distrito electoral federal indígena que incluiría Othon P. Blanco, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos y Tulum, municipios en donde están asentados el 49.65% de la población indígena y afromexicana.

Indicó que “durante dos reuniones de trabajo y un periodo de consulta que va del 17 de mayo al 13 de julio, decenas de líderes hemos estado revisando los escenarios, mapas e información a nuestro alcance llevándola a más gente”.

Dijo Berlín que están de acuerdo en que el actual distrito electoral 2 federal se vería fortalecido en su porcentaje indígena si se incluye a Tulum.

En el escenario estatal de la propuesta de 15 distritos de mayoria, queda claro que el distrito 1 que formarían Carrillo Puerto y José María Morelos estarán constituyendo un poderoso distrito indígena, puesto que el 82.38% de la población se reconoce como maya.

Agregó que les preocupa que por escasas 72 décimas de punto porcentual se vayan a quedar sin representación como distrito indígena los mayas, ch’oles, mames, kanjobales y ciudadanos de otros grupos étnicos asentados en Bacalar y la zona rural de Othón P. Blanco.

Es justo y pertinente que existan cuando menos dos distritos electorales indígenas porque a nivel estatal se cuenta con poco más del 40% de la población de origen maya. Todo Quintana Roo es maya y ese ingrediente debe de reflejarse en la cantidad de diputados locales que tendrán las próximas legislaturas locales, dijo la representante de la ACAMAYA.

Aseguró que seguirán pugnando porque en los distritos indígenas federales y locales se tome en cuenta a candidatos que realmente sean indígenas, se reconozcan como tales, que cuenten con el conocimiento de la agenda indígena y tengan el respaldo de sus comunidades y  de las autoridades tradicionales que aún existen en Quintana Roo.

Explicó que además del tema de la redistritación se está consultando sobre la autoadscripción calificada indígena. Esto es para definir qué requisitos deberán cumplir los candidatos indígenas con el fin de evitar simulaciones y usurpaciones. «La experiencia de 2015 a la fecha enseña que debemos estar muy xuux para que no se nos vea la cara», concluyó.