Comentarios… SIN/ Antonio López Pinzón, víctima de la temporada 2022 de la canícula, desmantela los Centros de Formación Deportiva de FCP

Fiel a su estilo, seguirá dañando al deporte y a los deportistas hasta el último día del «gobierno del cambio»

CHETUMAL.- Primero fue el CEDAR de Chetumal, le siguió el conjunto de Yalmakan y lo más reciente, en plena temporada de calor conocida como la canícula, «el cocoliso» desmantela los Centros de Formación Deportiva del municipio Felipe Carrillo Puerto, dejando a más de 200 deportistas descobijados.

Con el pretexto de la entrega recepción a la nueva administración, se agarró de los chongos con la presidenta municipal y con Nadia Salazar Varela, directora del Instituto de los Deportes en el municipio.

La molestia de los deportistas de la zona maya no se hizo esperar y están a la espera de que «el cocoliso» salga del golpe de calor que recibió y reacondicione sus espacios deportivos.

La entrega del material deportivo hecha hace unos días por «el zar del deporte» a sus condicionales pertenece a los Centros de Formación Deportiva de Felipe Carrillo Puerto.

Como es costumbre en el «gobierno del cambio», la prensa domesticada salió en defensa de López Pinzón.

La canícula hizo efectos en el cerebro de Antonio López Pinzón, quien aseguró que el CEDAR de Chetumal abrirá sus puertas en el próximo ciclo escolar para contar nuevamente dos en el estado.

Por tal motivo contrató docena y media de sus aplaudidores para aumentar la nómina y que el nuevo presidente de la Cojudeq que llegue no tenga margen de maniobra.

Es la primera vez que los Centros de Formación Deportiva se tengan que desmantelar por el cambio de administración.

Por cierto, «el cocoliso» no conoce la vergüenza: en días pasado tuvo el descaro de acudir a la ceremonia de reconocimiento para los atletas que obtuvieron su pase al Centroamericano de Natación, evento que costearon los propios padres de familia de los atletas.