Afirma el Dr. Pech que la compra de votos le sale muy caro al pueblo; es visible en varias áreas de la actual administración estatal

En Cozumel vuelve a recibir el apoyo ciudadano y recuerda que en la isla se descubrió a personas que buscaban, con «dulcesitos», comprar la decisión de los votantes

COZUMEL.- El dinero que se da para comprar votos, es un dinero envenenado que después se paga muy caro, lo cual es visible en varias áreas de la actual administración estatal, que están bajo el control de personas venidas de otros estados, en particular de Morelos y Puebla, con lo que no solamente afectan a profesionales de Quintana Roo, que han sido desplazados, sino que también generan otro tipo de problemas debido a que trabajan para intereses que no son los de la sociedad quintanarroenses y que se reflejan en servicios pésimos, como ocurre en el caso de la seguridad pública.

Así lo señaló el candidato de Movimiento Ciudadano (MC) a gobernador de Quintana Roo, José Luis Pech Várguez, durante su segundo día consecutivo de actividades de campaña en la isla de Cozumel, en el que de nueva cuenta estuvo acompañado de la candidata a diputada de MC por el Distrito XI, Vivien Withington, y ahora también por el delegado estatal del partido naranja, Jacobo Cheja.

El Dr. Pech dijo que ahora los quintanarroenses pagamos muy caro ese apoyo externo que se ha dado en campañas electorales, con la incesante inseguridad que padecemos, lo cual ocurrió debido a que el área de Seguridad Pública quedó en manos de quienes financieron la campaña del actual gobierno del estado y por ello al frente estuvo Capella, quien, a pesar de que ya no es el titular del área, sigue bajo su control a través de personas de su confianza venidas del estado de Morelos, donde sirvió en el gobierno de Graco Ramírez.

Puntualizó que las islas de Quintana Roo, como Cozumel, se caracterizaban por la gran seguridad que tenían, sin embargo en los últimos años esa situación se ha perdido y ahora también las islas han sido escenario de actos delictivos de alto impacto, además de que sus habitantes han perdido la tranquilidad, lo cual se refleja en las peticiones que le han hecho los cozumeleños al momento de saludar y ofrecer su apoyo al Dr. Pech.

Por esa razón, el candidato a la gubernatura de Quintana Roo por MC, pide a la ciudadanía que razone su voto y lo ejerza de forma libre, sin la presión de aquellos que buscan comprarlo, como ya se ha hizo patente en esta campaña electora, precisamente en Cozumel, donde se evidenció un intento de la alianza de la candidata verde, de pagar con «dulcesitos» la compra de votos.

Añadió que con la compra de votos no sólo se afecta la decisión del pueblo, sino que también quienes pagan por comprarlos terminan cobrándose con el presupuesto dos o tres veces lo que hayan metido para coaccionar la decisión de los votantes, y de esa manera se afecten servicios y obras públicas.

El Dr. Pech aseguró que Movimiento Ciudadano no compra votos y sí, en contraste, ofrece a la gente construir un gobierno decente rodeado de personas buenas y valientes que ayuden a recuperar el paraíso que se ha perdido por los malos gobiernos.